Publicidad:
La Coctelera

Ada M. Alvarez Conde

Este es mi nombre, mi marca, mi huella. Ya mostraste interés y por eso es mi deber dejarte saber quién soy. Esto es categorizado -R- no es restringido, sino REAL.

20 Septiembre 2011

¿Qué será?- Ya sé

 

Pensé en esta canción y decidí no preguntarme más que iba a pasar, sino salir a hacer algo...

 

Me casé contigo. Te amé primero a ti. Fuiste mi primer amor y el mejor amor que he desarrollado en la distancia. Los ríos de sangre no tan oxigenada que tenía,  se besaban con las raíces de tus entrañas y aún con la mezcla caribeña que me tocó decidí peinarme con tus suaves caricias de patria, mientras honraba la memoria histórica de mis antepasados de otro país. Sí, Cuba en mí, por mi padre y mi abuela materna, y su refugio, el mismo mío- mi casa.

Me tocó partir y volar a otros senderos que me enseñaron otras cosas, el idioma en diversos acentos, los otros países del mundo creado por los mismos antecesores, las huellas imborrables de las tradiciones y la constante necesidad de mi cuerpo y de mi boca para honrarte y convertirme en tu mejor embajadora.

Querido Puerto Rico,

Has caído preso, entre todas las cosas, de la tristeza. De la necesidad asfixiante de un grito no correspondido, de que te ultrajen los bolsillos, de que manchen de sangre tus calles, de que de ti abusen. Islita bella, has sido presa de un abusador, eres victima de violencia doméstica. Votaste por un cambio, porque te vendieron que el que vino antes era malo, que no se podía poner peor y sin saberlo entregaste el alma y tu dignidad al diablo. El diablo de las circunstancias que nos rodean por las leyes que hemos heredado, los dilemas, los bailes infinitos entre a quién pertenecemos y qué somos, entre lo que somos si nos dejan ser y lo que nos impone un pasaporte. Veinte por ciento, de ti, depende: depende de otro que ha tenido una relación contigo- y si esto es bueno o malo te lo dejo a ti- si algo sabemos es que lo heredaste. Esto fue un matrimonio arreglado hace tiempo y ahora te ha tocado el abuso de cerca, la dependencia económica a una gran potencia que se cayó. Y así estás, pidiendo permisos tierra linda, para poder salir, y no puedes, porque alguien firmó un papel que dice que no eres libre. Y ¿cómo puedes ser libre dentro de tus circunstancias?

El día en que te maten los sueños y la fe, es que estamos "chavao's". Si no tenemos la esperanza de que como pueblo podemos salir hacia delante, no podemos trabajar por nosotros mismos. Entonces, tienes a los otros, que porque han estado ahogados con desesperanza y las noticias influyentes a tu percepción del caos que realmente existe- han hecho lo que nos dicen que es mejor. Huir, escapar a ese sitio al que podemos viajar cuando nos de la gana por nuestra herencia. Nos vamos- nos vamos en vida a un lugar obscuro de desesperanza, o nos vamos a otra tierra a hacer lo que allí no podemos.

Y están esos que no vuelven. Los que nos dejan porque no hay oportunidades. Si algo está claro es que en estos últimos años, desde afuera, he visto el maltrato que has pasado. Cuando no dejaron entrar a la prensa, cuando mis compañeros estudiantes fueron agredidos, cuando vi a la policía en las entradas porque habían quitados los portones de la UPR, cuando lei la noticia de que arreglaron las calles porque vino el Presidente, como si con capota y pintura se resolvieran las cosas; cuando me reuní con una asistente a la Procuradora que al escuchar mis propuestas de prevención de la violencia me dijo que el verdadero cambio vendría si hacía a las mujeres culpables porque los niños se colgaban, de una policía que cubre a maleantes o no protege a las mujeres y los dominicanos, de nuestro patrimonio cultural vendido y privatizado por doquier, de un Presidente del Senado que apaga micrófonos y evita el flujo de la información- de un gobernador simpatizante con el partido republicano que más ha hecho estragos en la historia de Estados Unidos como anti-inmigrante y a favor de que quiten programas sociales para darle cosas a los ricos...  Cuando estaba por irme, la gente me dijo que no me fuera. Cuando he ido de vacaciones en los últimos 3 años que llevo fuera, me han dicho que corra- que me aleje- que no a todo.

Pueblo de Puerto Rico, juventud, haré el llamado a una revolución inteligente. Con el voto, con las ideas, con la esperanza, que nuestra lanza sea el amor y una conciencia informada. Que nuestros aliados sean los derechos humanos. Que la dignidad del ser humano se respete en todas sus formas. ¡Que no nos duela decir que somos puertorriqueños!

Esta es otra lucha. Y te invito a que te informes y que hagas lo que tienes que hacer con tu voto, con las protestas. No te vuelvas un zombi del mundo con los brazos caídos... no dejes que te coman porque levantes las manos. Es alzar la voz a la conciencia, a la acción, es hablar, no gritar. Es hacer ruido como masa, es hacer un cambio en una papeleta, en las calles, con el trabajo digno. Es enseñarle al maleante el valor de la vida para que no mate. Es hora de vivir sin miedo, al menos, de hablar y exigir lo que nos pertenece. Mientras no lo hagamos nuestra isla se verá hundida.

Yo, Ada Álvarez, he tenido un dilema personal porque me tocaron varias oportunidades aquí y dos puertas se abrieron allá con mi islita. He brincado desde Miami y una maestría, a Telemundo, América Teve, a quedarme sin hospedaje, a trabajar en un refugio de mujeres maltratadas, a mudarme a Washington, a estar como editora en un periódico, a trabajar para las Naciones Unidas y su división de Latino América en Salud. Me he enamorado de la lucha de mi pueblo latino y mi mensaje es más claro que el agua y será un disco rayado: tú vales mucho y no debes ser víctima del silencio, de los pisoteos, de la autoestima rayada por otros cuantos que con billete se mueven.

Entré a mi anhelado doctorado, en mi querida Alma Mater, y lo tomaré. Pero, dado las circunstancias de mi país y la oportunidad que se me ha presentado, estaré de vuelta con mi pueblo- con lo que sé hacer con la prensa, en la política- creando una campaña en contra del abuso y del silencio. Haré lo que he sido entrenada a hacer, tanto con mis estudios como por mis padres. Mi meta será representar no solo a mi pueblo querido, sino a lo que representa, la cultura, las raíces, el idioma, nuestras tradiciones, nuestros derechos civiles, nuestras libre albedrío político y los procesos democráticos- no bajo personas con poderes y egos incontrolables que dañen en 3 años lo que nos ha costado tanto, tan rápido. El asunto, no es solo un estatus, es nuestra dignidad como seres dignos y merecedores de ser felices, y ha sido tanto el daño,  que una ola de austeridad depresiva llueve sobre nuestros hombros y se despliega en nuestros televisores.

Querido Puerto Rico, juventud rebelde con causa, adultez marcada por los cambios, vejez sabia y basta de nuestra historia- esto no es un sencillo latir en mi pecho, sino la motivación de mi sangre, que me llama, a defender, a escuchar, a comunicar.

Hoy, te recluto, para la era del cambio, para tomar la justicia de la mejor manera, con justicia. A reclamar lo que nos pertenece, el derecho, la autoestima, el orgullo. Querido Puerto Rico, vuelto a ti para defenderte.

Si estás cansado de que te digan que no puedes, que te tienes que ir para progresar, si has visto tu calle ensangrentada por la criminalidad, si no aguantas las noticias, si no aguantas la violencia, si no aguantas la pobreza, si no aguantas que no tienes dinero ni para la leche, ni la comida, ni los estudios. REPITE CONMIGO: YA BASTA! NO MAS SILENCIO- NO MAS ABUSO y únete en la lucha. YO- estoy volviendo- PARA HACERLO ... y TE NECESITO. Dime, ¿cuento contigo?

 

servido por ada sin comentarios compártelo

sin comentarios · Escribe aquí tu comentario

Escribe tu comentario


Sobre mí

Avatar de ada

Ada M. Alvarez Conde

ver perfil »
contacto »
Estudiante doctoral, graduada con una maestria en periodismo investigativo y bachillerato en la Universidad De Puerto Rico, con una certificacion en estudios de Genero. Hija de una abogada, Ada Conde; y un periodista exiliado cubano, Fermín Alvarez. Mi pasiones son las letras, la música y la educación. Muchas cosas de este blog ayudaron a hacer mi libro Mudanza Constante. El primer libro, Lo que no dije, es una fundación que combate la violencia domestica a través de la prevención de la violencia en el noviazgo. Esta es tu opotunidad de conocerme, de preguntarme, de tirarme al medio y retarme. Tengo una misión y me encantaría saber cuál es la tuya. Deja tu huella y no olvides que si estás aquí es por algo. Gracias por visitarme: free web counter
free web counter

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera